Tómate el pulso

Cómo tomarte el pulso, paso a paso

La campaña “Escucha tu corazón, toma el pulso de tu vida” busca informar y educar a la población sobre la importancia de tomarse el pulso como una medida sencilla preventiva para sospechar una fibrilación auricular. Esto puede contribuir significativamente a la prevención de accidentes cerebrovasculares entre la población, reduciendo así el peso que sus implicaciones le causan a los individuos que los sufren, sus familiares y comunidades.

El tomar medidas sencillas como aprender a “escuchar el corazón” tomándose el pulso, y consultar a un médico en caso de que sospeche de un síntoma de fibrilación auricular, puede ayudar a que reciba el tratamiento adecuado a tiempo previniendo así un accidente cerebrovascular.

Una manera sencilla de sospechar posibles episodios de arritmia y, por lo tanto, la posible existencia de una fibrilación auricular es tomándose el pulso. 1

A través de la campaña “Escucha tu corazón, toma el pulso de tu vida” queremos informarte acerca de la importancia que tiene para la prevención de accidentes cerebrovasculares, la sospecha temprana de una fibrilación auricular a través de la toma del pulso y de una consulta al médico a tiempo. Aquí te mostramos la manera correcta de tomarse el pulso, paso a paso.

Controlar nuestro pulso es una forma de escuchar, conocer y proteger nuestro corazón…

Aprende a tomarte el pulso, paso
a paso para prevenir un derrame
cerebral. La manera correcta de
tomarse el pulso incluye los
siguientes pasos:

1

Toma un cronómetro, un reloj con segundero, o por ejemplo un celular con reloj en pantalla, o cualquier otro artefacto que te permita medir el tiempo en segundos y colócalo en un lugar en donde puedas verlo con facilidad

2

Antes de tomarte el pulso, asegúrate de estar en estado de reposo por lo menos por 15 minutos, ya sea sentado cómodamente o acostado. (En reposo signica no haber hecho ninguna actividad física inmediatamente antes de tomarte el pulso)

3

Con los dedos índice y medio de una de tus manos, encuentra tu pulso en la muñeca de tu brazo contrario

4

Cuenta el número de pulsaciones (latidos) que tienes en un periodo de 30 segundos

5

Multiplica ese número por dos (2) para determinar cuántas veces late tu corazón en un minuto

6

Si el resultado que obtienes se encuentra entre 60 a100 latidos por minuto, en estado de reposo, quiere decir que tu pulso está dentro de los límites normales

7

Si las pulsaciones que percibes son irregulares o el número excede 100 latidos por minuto estando en reposo, debes de consultar a tu médico

Fuente:
1 Atrial Fibrillation Patient Brochures. http://www.atrialfibrillation.org.uk/patient-information/atrial-fibrillation.html